Un centinela para el monitoreo del cambio climático y su impacto sobre la biodiversidad en la cumbre austral de América: la nueva red de estudios a largo Plazo Cabo de Hornos

Contenido principal del artículo

Ricardo Rozzi
https://orcid.org/0000-0001-5265-8726
Ramiro D. Crego
Tamara Contador
Elke Schüttler
Sebastian Rosenfeld
Roy Mackenzie
Omar Barroso
Eduardo A. Silva-Rodríguez
Ximena Álvarez-Bustos
Alejandra Silva
Irene Ramírez
Jose Mella
Jorge Herreros
Javier Rendoll Cárcamo
Johanna Marambio
Jaime Ojeda
Felipe Méndez
Kelli P. Moses
James Kennedy
Shaun Rusell
Bernard Goffinet
Leopoldo G. Sancho
Flávio Berchez
Brian Buma
Francisco Aguirre
Laura Sánchez-Jardón
Eduardo Barros
Rodrigo A. Vásquez
Mary T. K. Arroyo
Elie Poulin
Francisco Squeo
Juan J. Armesto
Ándres Mansilla
Francisca Massardo

Resumen

Las reservas de la biosfera tienen entre sus funciones apoyar la investigación científica, educación, capacitación y monitoreo. En la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos (RBCH), creada el año 2005, estas funciones se han cumplido desde la conformación del Parque Etnobotánico Omora el año 2000 y con su implementación, el año 2008, como sitio co-fundador de la Red Chilena de Sitios de Estudios Socio-Ecológicos a Largo Plazo (LTSER-Chile). El año 2016, esta última se ha fortalecido con la creación de la Red de Sitios de Estudios Ecológicos a Largo Plazo Cabo de Hornos (LTER-Cabo de Hornos). Esta red incluye el Parque Omora y tres nuevos sitios que se agregan al monitoreo de la ecorregión subantártica de Magallanes. De sur a norte, los sitios son: (1) isla Gonzalo (56°31’S; 68°43’O), extremo sur del archipiélago Diego Ramírez, con vegetación subantártica dominada por gramíneas y criptógamas, carente de especies leñosas; (2) isla Hornos (55°58’S; 67°13’O), extremo sur del archipiélago Cabo de Hornos, que alberga los ecosistemas forestales más australes del planeta, dominados por coigüe de Magallanes (Nothofagus betuloides); (3) Parque Etnobotánico Omora (54°57’S; 67°40’O), isla Navarino, un sitio ideal para estudios sobre cambio climático y su impacto sobre la biota y ecosistemas subantárticos, puesto que protege una cuenca hidrográfica que incluye los tipos de hábitats característicos de la RBCH en un gradiente altitudinal con una disminución térmica análoga a la que ocurre con aumentos en latitud; y (4) Sitio Caleta 2 de Mayo (54°52’S; 68°41’O), bahía Yendegaia, en una zona ecotonal entre bosques siempreverdes y deciduos (producto del gradiente climático local), un sitio que será central para la futura conectividad entre Chile continental, Tierra del Fuego, isla Navarino y la RBCH. El año 2015, UNESCO aprobó el Informe de la Primera Revisión Periódica de la RBCH que planteó la protección del archipiélago Diego Ramírez y creación del Parque Marino Islas Diego Ramírez-Paso Drake, objetivo que se logró con la promulgación de este nuevo parque el 2 de febrero de 2018 y su entrada en vigencia el 21 de enero de 2019 con la publicación del decreto de creación (Diario Oficial 2019). En este contexto, la nueva Red LTER-Cabo de Hornos adquiere una gran relevancia local, nacional y global. A escala local, cubre una heterogeneidad ambiental representativa de la gran diversidad de paisajes y ecosistemas terrestres, dulceacuícolas y marinos de la RBCH y la ecorregión subantártica de Magallanes. A escala nacional, incorpora sitios subantárticos en el extremo austral de Sudamérica a la Red LTSER-Chile y a la Red de Monitoreo del Ministerio del Medio Ambiente. A escala global, los ecosistemas terrestres de la Red LTER-Cabo de Hornos sobresalen por dos razones principales: (a) estos ecosistemas subantárticos carecen de réplica en otros continentes del hemisferio sur y (b) los ecosistemas de latitudes altas son especialmente sensibles al cambio climático global. Así, la Red LTER-Cabo de Hornos contribuye a superar brechas geográficas críticas en la implementación de la Red Internacional de Estudios Ecológicos a Largo Plazo (ILTER). Para articular estos cuatro sitios y fortalecer la formación de capacidades técnicas y la transferencia de conocimientos a los tomadores de decisiones en el área de turismo de intereses especiales y otras actividades económicas sustentables, la Red LTER-Cabo de Hornos será administrada localmente desde el Centro Subantártico Cabo de Hornos (CESACH) que se inaugurará en Puerto Williams el año 2021. La implementación de la Red de Sitios LTER-Cabo de Hornos se ha basado en una estrecha colaboración con diversos actores públicos: Ministerio de Bienes Nacionales, Ministerio del Medio Ambiente, Corporación Nacional Forestal, Subsecretaría de Pesca y Acuicultura del Ministerio de Economía Fomento y Turismo, Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, Armada de Chile, Carabineros de Chile, Ilustre Municipalidad de Cabo de Hornos, Gobernación Provincial de la Antártica Chilena y Gobierno Regional de Magallanes y Antártica Chilena. En las siguientes fases, la Red de Sitios LTER-Cabo de Hornos y el CESACH fortalecerán la participación de la comunidad local, especialmente de la Comunidad Indígena Yagán de Bahía Mejillones, pescadores artesanales, operadores turísticos y la comunidad educativa, incluyendo actores privados. Ubicada en la “cumbre austral” de América, Puerto Williams, capital de la Provincia Antártica Chilena, podrá emerger como un polo mundial de investigación transdisciplinaria subantártica, equipada con un nuevo centro y red de estudios socio-ecológicos a largo plazo. La colaboración con actores regionales, nacionales e internacionales permitirá que la Red LTER-Cabo de Hornos y el CESACH: (i) aporten datos críticos, que abrirán nuevas oportunidades para el monitoreo del cambio climático y su impacto sobre la biodiversidad y ecosistemas en latitudes subantárticas; (ii) consoliden el monitoreo a largo plazo que constituye un componente esencial para diseñar de manera efectiva acciones de mitigación y adaptación; (iii) contribuyan a un modelo de desarrollo local sustentable que, asociado a la RBCH, aporte desde el sur del mundo a un modelo de conservación biocultural que satisfaga las necesidades de bienestar socio-económico y sustentabilidad ambiental a múltiples escalas regionales y planetarias.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Detalles del artículo

Cómo citar
Rozzi, R., Crego, R. D., Contador, T. ., Schüttler, E., Rosenfeld, S., Mackenzie, R., Barroso, O., Silva-Rodríguez, E. A., Álvarez-Bustos, X., Silva, A., Ramírez, I., Mella, J., Herreros, J., Rendoll Cárcamo, J., Marambio, J., Ojeda, J., Méndez, F., Moses, K. P., Kennedy, J., Rusell, S., Goffinet, B., Sancho, L. G., Berchez, F., Buma, B., Aguirre, F., Sánchez-Jardón, L., Barros, E. ., Vásquez, R. A., T. K. Arroyo, M. ., Poulin, E., Squeo, F., Armesto, J. J., Mansilla, Ándres ., & Massardo, F. (2021). Un centinela para el monitoreo del cambio climático y su impacto sobre la biodiversidad en la cumbre austral de América: la nueva red de estudios a largo Plazo Cabo de Hornos. Anales Del Instituto De La Patagonia, 48(3), 45–81. Recuperado a partir de http://analesdelinstitutodelapatagonia.cl/index.php/analespatagonia/article/view/939
Sección
Introducción Sección Especial

Artículos más leídos del mismo autor/a

1 2 3 4 5 > >>